Print Page   |   Contact Us   |   Sign In   |   Join
IAEI Magazine
Blog Home All Blogs
Search all posts for:   

 

View all (1101) posts »
 

Electrical Safety for the Spanish Speaker

Posted By Greg Smith, Thursday, April 01, 2010
Updated: Saturday, February 09, 2013

Do you speak Spanish? Do you read Spanish? Take a look at this:

Peligro, riesgo de descarga eléctrica. Desconectar antes de llevar a cabo cualquier tipo de mantenimiento.

Danger, risk of electric shock. Disconnect from power before servicing.

Advertencia, riesgo de incendio. Reemplazar haciendo uso del mismo tipo de fusible.

Warning, risk of fire. Replace with same type and rating fuse.

Precaución, partes en movimiento, no remueva tapa protectora de máquina.

Caution, moving parts, do not remove machine guard.

If you’re reading this, we can assume you probably went to high school, maybe college? Imagine that you went to live or work for an extended period of time in, for example, Chile, Spain or Mexico — you would have to learn Spanish eventually, right? How long would it take you? Most likely you would be able to learn some common words and key phrases quickly, especially with a little help. But what about real communication, such as safety training and discussion of technical issues? This takes time and real effort to learn, and requires access to learning materials and teachers.

In the United States and Canada, we have some realities to consider. Regardless of anyone’s opinion about it, there are many people living or working here who do not speak English. Many may noteverlearn the language. In Canada, there are many people who only speak French. In the U.S., there are many people who only speak Spanish.

What are the implications for workplace safety, education, business development and protecting the public from hazards? How will we adjust and adapt? The answers seem obvious: As many Spanish-speaking people who want to learn English should have the opportunity to do so. As many English-speakers who are inclined to learn Spanish should do so. We can start developing bi-lingual training and adding safety markings to equipment and equipment manuals in the U.S. workplace.

In Canada, the French language state of Quebec presented realities for markings and safety instructions and training. Some time ago, the electrical safety CSA Standards began requiring markings in French. Most likely, Spanish markings will be required in the U.S. someday. In the electrical safety professions, we could consider being prepared for this.

We have much in common with our friends in Latin America: We have many of the same jokes; we like the same types of music; we watch the same TV shows; and many of us work at jobs that involve technology.

If we can learn another language, especially the language from a country on our border, it will lead to a broadening of horizons, and be an advantage in development of associations, businesses and individuals. Learning a new language opens doors to many new opportunities, interests and experiences. If we are to compete successfully compared to other parts of the world, we could start by working with our friends in this very unique Western hemisphere.


Seguridad eléctrica para el hispano hablante

¿Habla español? ¿Lee español? Lea atentamente la siguiente información:

Peligro, riesgo de descarga eléctrica. Desconectar antes de realizar cualquier tipo de mantenimiento.

Advertencia, riesgo de incendio. Reemplazar con el mismo tipo de fusible.

Precaución, partes en movimiento, no remueva la tapa protectora de la máquina.

Si está leyendo este artículo, podamos asumir probablemente que tuvo la posibilidad de terminar la escuela secundaria o quizás acceder a una educación superior. Imagínese por un momento, que la oportunidad de vivir por un extenso periodo de tiempo por fuera del país llega a su puerta, por ejemplo vivir en Chile, España o México, eventualmente y lo más seguro es que tenga que aprender español, ¿verdad? ¿Cuánto tiempo podría tardar aprender este idioma? Seguramente pueda aprender de manera rápida ciertas palabras de uso común y frases clave, especialmente con un poco de ayuda. Sin embargo, ¿Cual sería la situación en caso de requerir tener un manejo del idioma de manera adecuada y eficiente? Especialmente, si el objetivo es proporcionar educación referente a la seguridad eléctrica y discutir asuntos de tipo técnico. La verdad es que aprender otro idioma toma tiempo y requiere de empeño, además de contar con profesores y el acceso a materiales de estudio.

En el caso específico de los EE.UU. y Canadá ciertas situaciones deben ponerse en consideración. A pesar de la opinión que pueda tener cualquiera, existe una gran cantidad de gente que vive y trabaja en estos países y que no habla inglés, y muchos de ellos probablemente nunca lo aprenderán. En el caso de Canadá, muchas personas solo hablan francés y en los EE.UU. muchos solo hablan español.

¿Qué implicaciones puede tener esta situación en la seguridad de los lugares de trabajo, educación, negocios y la protección del público en general de los peligros? ¿Cómo podremos ajustarnos y adaptarnos? Las respuestas parecen obvias: las personas hispano hablantes que deseen aprender inglés deberían tener la oportunidad de hacerlo, al igual que las de habla inglesa con respecto a su oportunidad de aprender el idioma español. Podemos comenzar por desarrollar entrenamientos bilingües, más la implementación de avisos y manuales para el manejo de equipos en los lugares de trabajo en los EE.UU.

En Canadá, el estado francés de Quebec presenta una obvia realidad en lo que a etiquetas, instrucciones de seguridad y entrenamiento se refiere. Hace un tiempo, los estándares en seguridad eléctrica de la Canadian Standards Association (CSA, por su sigla en inglés) comenzaron a exigir que dichas etiquetas aparecieran en francés. Probablemente algún día, esta exigencia sea una realidad en los EE.UU., a fin de que las etiquetas aparezcan en español. En cuanto a las profesiones asociadas al mundo de la seguridad eléctrica podríamos considerarnos preparados para dar un paso adelante hacia este cambio.

Es bastante lo que tenemos en común con nuestros amigos en Latinoamérica: compartimos muchos de los mismos chistes, disfrutamos de los mismos tipos de música, vemos los mismos programas televisivos, y una gran mayoría contamos con trabajos relacionados a la tecnología.

Si podemos contar con la oportunidad de aprender otro idioma, especialmente el inherente al país fronterizo, nuestros horizontes se ampliarían y tendríamos una gran ventaja en lo que al desarrollo de asociaciones, negocios e individuos se refiere. Aprender un nuevo idioma abre las puertas a muchas oportunidades, intereses y nuevas experiencias. Si queremos convertirnos en una competencia exitosa en relación a otras partes del mundo, podríamos comenzar por trabajar con nuestros propios amigos en este hemisferio occidental tan único y especial.


Read more by Greg Smith

Tags:  Blog 

Share |
Permalink | Comments (0)